Wednesday, October 19, 2005

El perfil del cerrador

Urbina en problemas

El comportamiento de los relevistas de cierre ha vuelto a ser noticia con los últimos incidentes en donde se vio involucrado Ugueth Urbina. Con este nuevo acontecimiento se despierta una vieja tesis sobre el perfil de algunos de los más exitosos relevistas. Pareciera que el comportamiento de estos jugadores coincide, por lo menos en algunos aspectos, no digo que todos.

Un relevista de cierre es un hombre sin miedo, con la sangre suficientemente fría como para encarar un partido crucial en el último inning, con una personalidad desafiante que le hace ganar más enemigos que amigos, con un temperamento difícil de soportar en un bullpen, es un hombre extrovertido que desea ser el centro de atracción y a veces es hasta peligroso…

Necesitaría la ayuda de un psicólogo para ir más allá de esta descripción, pero en definitiva, creo firmemente que muchos de los relevistas de cierre son personas que obedecen a algunas de estas características.

Recuerdan a John Rocker, bueno su caso no es tan viejo, ese hombre está absolutamente loco, se hizo famoso porque hablaba con la pelota, hablaba con el guante, hablaba con no se qué, en fin hablaba o habla hasta por los codos, tal es el caso que cometió el gravísimo error de insultar a negros, latinos e hindúes, en una ciudad como Nueva York, donde convergen todas esas razas.

Un caso más viejo es el del relevista venezolano Luis Mercedes Sánchez, todo un “perro caliente” de nuestra pelota, se dice que perdió la oportunidad de consagrarse en el béisbol de Grandes Ligas por su comportamiento.

El otro caso terrible es el de Julio Machado, quien decidió en una noche de locura disparar a quien lo había chocado aparentemente y terminó quitándole la vida a una mujer. Sus condiciones eran alabadas por la mayoría, pero su comportamiento lo llevó a la cárcel y lo sacó del béisbol por un buen tiempo, para cuando regresó ya era un poco tarde.

Ahora es Ugueth Urbina, otro con una noche de locura, de machetazos y fuego, menos mal no consiguió la pistola que buscaba porque quien sabe que hubiese pasado. Sus empleados lo han denunciado por intento de homicidio y no es para menos. Ahora dudo que Urbina salga de esta bien librado, no soy un experto en derecho pero de que debe pagar condena debe pagarla, aunque aún este bajo la figura de “presunto” implicado

Por otro lado, dudo que consiga contrato en Grandes Ligas con este grave incidente como antecedente, los equipos tendrán que esperar a la decisión de los tribunales venezolanos para poder establecer un pacto. El panorama luce oscuro para el venezolano con más rescates en las Grandes Ligas

Por último, estos son apenas cuatro casos, pero hay más, como el del relevista dominicano de los Rangers de Texas que golpeó con una silla a un aficionado. Este tema da para más, pero sería bueno indagar en la formación familiar de estos peloteros, en su nivel educativo, entre otras cosas, para no meterlos a todos en el mismo costal.


2 Comments:

At 8:39 PM, Blogger Reindertot said...

Y donde me dejas al Manacho? loco tirapiedra. jajajajaja

 
At 9:17 PM, Blogger rafaelitop said...

oye q mal lo de Urbina, ha pasado por muchas cosas ultimamente... pero si hizo mal no debe salir liso..... buen post saludos....

 

Post a Comment

<< Home